PEQUEÑA RASTRERA

 

Este año en Febrero, he tenido la ocasión de trabajar muy de cerca con Marco Invernizzi. Esta sabina ha sido uno de los arboles que he trabajado en esos días, la verdad que trabajar con alguien, tan acostumbrado a trabajar con un material de primerísima calidad, que en muchos casos tan solo podemos ver en colecciones de alto nivel, q tiene claro desde el minuto uno, cuales son los pasos a seguir, en función del estado del árbol, que mete todos los ingredientes en el cocido y sin lugar a dudas da con el diseño respetando totalmente la planta, sin forzar, escalonando los trabajos, trabajando hasta donde la planta permite,   trabajar de una forma tan cercana, tan próxima, ha hecho que me replantee la forma de ver el bonsái, de una manera muy profunda, siempre he tenido en mi casa una gran cantidad de material,  material enraizando, arboles que están en un estadío  de formación muy inicial, como digo mucho  material,  siempre he tenido alguna excusa, para quedarme con tanto árbol, este tiene buena madera, este tiene buena corteza, buena conicidad, haciéndole esto y aquello mejorara, lo que nos suele pasar a todos.

En un rato  paseando por casa con  él,  valorando lo bueno y lo malo del material, he aprendido mas por lo que no ha dicho, que en realidad por lo que me ha contado, la cuestión es aplicar la lógica a nosotros mismos, no podemos tener 100 arboles y trabajar con ellos de manera optima, que si tenemos 10 podremos realizar todos los trabajos que precisan, en su debido momento, sin excusas, dedicando la cantidad de tiempo que precise cada árbol, que seguro será mucho, el bonsái es trabajo, trabajo y trabajo.

Siempre he trabajado regularmente con Fernando, el hombre del que mas he aprendido hasta el momento, al que estoy totalmente agradecido de haberme enseñado, todo lo que se y con el que he podido trabajar codo con codo.

 

Volviendo al árbol, os muestro esta sabina, lleva conmigo desde el 2009 cuando la conseguí, y como es habitual, la he tenido tranquila sin hacerle ningún trabajo, cogiendo fuerza hasta, Febrero de 2013, momento en el que la pase a la bandeja que podéis ver.

 

P1060895 P1040799 P1040803

Así estaba al poco de llegar a casa en el 2009

 

P1110084  P1110081 P1110082 P1110083

En Febrero de 2012,  limpie la madera y las capas de corteza que tenía desde que llego a casa, también procedí al trasplante a bandeja,  debido al estado de las raíces me permitió meterla en una bandeja bastante plana, colocando las raíces muy radiales, consiguiendo un cepellón muy plano y ordenado.

 P1110485 

Este es el resultado, se puede ver un ápice, sobre la copa principal, un tanto extraño, en primer lugar se pensó en eliminar por completo, aunque viendo que la vena que subía a alimentar el ápice serpentea por el tronco, eliminar el ápice, seria eliminar la vena, con lo que en un principio lo único que se ha hecho, ha sido colocar esa parte de verde para que le de la luz lo máximo posible, provocando un crecimiento abundante.

P1110487 P1110488 P1110489

 P1110490

 

Debido a la posición de plantado que hace que la maceta este demasiado inclinada, para poder cultivar en condiciones,  he procedido a un traslado a otra maceta, en esta ocasión ha sido simplemente sacar y meter en otra para no reducir el vigor en nada, como digo solo ha sido para el buen, cultivo del árbol, poder regar y abonar sin dificultad.

 

 

P1110619

 

P1110618

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: